Reflexión del día

Lunes

XXI semana del T.O

Mateo 23,13-22

Mis queridos hermanos, recordemos el Señor nos mira al corazón y nos pregunta y ustedes quien dicen que soy yo, mis hermanos, como vivir hoy, quien es Jesús para mí, quien es Jesús para ti, Jesús es claro y firme con los fariseos y escribas, les dice hipócritas que sierran el reino, obstáculos de salvación, ni entran ni dejan entrar. También les dice insensatos y ciegos, que han puesto su corazón y fuerza lo efímero, a lo mundano y han hecho a un lado lo esencial, es decir a Dios.

Solamente se están buscado a ellos mismos y sus intereses y no les importa ni lo que Dios quiere, ni el bien de su pueblo y de la comunidad. Mis hermanos quien es Jesús para nosotros, que nos pide, nos pide romper con la hipocresía, romper con esa ceguera y por lo tanto tenemos que reconocer que todos nosotros tenemos algo de imperitas, porque a veces llevamos las cosa para nuestro molino y no queremos ver lo que Dios quiere para nosotros y buscamos solo lo que nos gusta, hermanos no seamos hipócritas, insensatos y ciegos.

Mis hermanos, que cada uno desde el lugar que estemos aceptemos a Jesús como el señor de nuestras vidas, recuerda quien es Jesús para ti, quien es Jesús para mí. Por tal motivo mis hermanos, es necesario que en nuestra vida diaria vivamos en una actitud de conversión personal que nos lleve amar y servir más a nuestros hermanos.

Rómpannos con esos intereses personales, ágamos a lo que Dios quiere y no lo que nosotros queramos, busquemos la voluntad de Dios, por eso renovemos en este día y cada día nuestro si al Señor.

Mateo_2313-22.jpg